Cultura y Costumbres: El barcelonés al que el fisco de EE.UU. reclamó 172 millones de dólares

La historia de un 'trader' de l'Eixample que probó fortuna en Wall Street en pleno auge bursátil y "por un despiste" terminó adeudando una cifra astronómica.

En una primera etapa (2006-2007), Esparza trabaja contratado por la mencionada empresa estadounidense. Acude cada día a las dependencias de la compañía en Manhattan y allí realiza sus operaciones bursátiles. Más tarde pasa a ser empleado por cuenta propia. Es entonces cuando invierte su propio capital. "Puedes trabajar con 20.000 euros y entonces ellos (la compañía) te deja apalancarte y te permite comprar por más de lo que realmente tienes", explica. "La cosa durante un tiempo fue bien y luego, en el periodo 2007-2008, no fue tan bien y simplemente decidí volverme a Barcelona porque tenía otras ofertas de trabajo", señala.

Pero, ¿qué pasó para que la Agencia Tributaria estadounidense le reclamara 172 millones de dólares? La explicación de Esparza es la siguiente: "El sistema de EE.UU. tiene un ordenador central que computa, sobre todo en el sistema de capitales, los ingresos y los beneficios. Si tú no rellenas un papel diciendo cuál ha sido el saldo de tus operaciones, el ordenador central simplemente coge tus operaciones y les da una plusvalía del 100%". Y claro, este programa informático estimó que Esparza, "después de realizar 20.000 operaciones al día"- había obtenido un beneficio de 500 millones de dólares, al que restándole aproximadamente un 35% en tributos, arrojaba nada más y nada menos que una deuda con el fisco estadounidense de 172 millones.

172 millones de dólares

Este tema ha sido cerrado por la Administración de Spaniards.es y no permite añadir más comentarios.