Cosas del día a día: "Nadie dice nada de lla burbuja agraria."

Interesante ;copiado de ABC
Ojú, lo negro que viene por ahí
Disminuir tamaño del textoAumentar tamaño del texto ANTONIO BURGOSDomingo , 07-02-10
Cómo será la crisis, que hasta los tertulianos han dejado de usar su remoquete de «con la que está cayendo». Frase que me recordaba al hombre del tiempo que Jesús Quintero quería poner en el telediario. Quería convertir al hombre del tiempo en hombre de la calle, y cambiar su lenguaje de meteorólogo por el habla cotidiana. Que en vez de hablar del anticiclón y el frente frío, el hombre del tiempo dijera:
-¡Ojú, lo negro que viene por ahí! ¡No va a caé ná en Güerva!
Como la realidad imita al arte, ya hemos visto a ese quinteriano hombre del tiempo. El «con la que está cayendo» de los tertulianos era como el «no va a caé ná». Que nos sigue anunciando la EPA, las cifras de paro del INEM, la caída del PIB, el déficit público, la deuda y sobre todo el miedo ante la situación. Este otro IPC, el Índice de Pánico per Cápita, sí que tiene que registrar en España las cotas más altas de toda la Unión Europea.
Peores que los indicadores económicos del desastre es el miedo de los informados. Cuanto más alta sea la responsabilidad en su empresa de tu interlocutor, más miedo te mete en el cuerpo cuanto dice. Hablas con un parado y te da pena y espanto. Pero hablas con el director de la fábrica que ha tenido que echar a ese parado a fin de no cerrar y te da miedo. Miedo que se convierte en pánico si es el consejero delegado de esa empresa en crisis quien te habla. Pánico que es horror si quien te dice las previsiones del «ojú, lo negro que viene por ahí» es el presidente de esa empresa. Horror que es pavor si te comenta la situación el director territorial del banco que no va a tener más remedio que ejecutar el embargo que tiene pendiente contra la mentada empresa del parado que te daba pena de la ruina que había en su casa.
Y menos mal que como España ha dejado de ser agraria igual que en la II República había dejado de ser católica, nadie habla del campo. He descrito la escalada del canguelo que sientes según la cadena de mando en la economía, ¿no? Y eso que nadie habla del campo. En nuestra cultura urbana, ya ni conocemos a nadie que tenga algo que ver con el campo, como no sea una parcelita para el fin de semana. Parece que en el campo no trabaja nadie. Que nadie vive del campo. Que el campo es lo que recalificaban los alcaldes trincones para hacer pisos, ¿te acuerdas cuando se hacían pisos? Yo sí he podido hablar con alguien que vive del campo. Matizo: de alguien a quien el campo le tiene quitado el sueño. Escuchar a este empresario agrícola me ha dado más pánico que el parado, que el director de fábrica, que el territorial del banco:
-Mira, ni sabemos lo que tenemos encima, porque aquí nadie habla del campo. Aseguran que la crisis se arregla con un nuevo modelo de producción... en el que no entra el campo. Todo el mundo sabe que pinchó la burbuja inmobiliaria, pero nadie dice ni palabra de la burbuja agraria, que ésa no es que haya estallado: ha pegado el explotío. Ayer me encontré a un corredor de Sevilla, y de dehesa sólo tenía 50.000 hectáreas para buscarles comprador. Muchos pueblos no tienen 50.000 hectáreas de término, para que te hagas una idea, y eso sólo un corredor, así que imagínate el campo que hay en venta sin que nadie lo compre. Hace nada te daban 2 millones de pesetas por una hectárea de dehesa. Por las últimas que han podido venderse «al como sea» han dado 800.000 pesetas. Los dineros de la burbuja que iban al campo como inversión ya no existen. El campo vuelve a su ruina. Y en el 2013, además, se acaban las subvenciones europeas y nadie sabe qué va a pasar. El trigo duro está a los precios de hace 20 años. El cordero, a los de hace 35. El cerdo, ni te cuento el pinchazo de la burbuja del jamón. ¿Y sabes qué es lo peor? Que de la crisis en el campo ni siquiera se habla. Así que como no comamos I+D, no sé qué vamos a comer aquí a este paso. ¡Como no sean ordenadores

Este tema ha sido cerrado por la Administración de Spaniards.es y no permite añadir más comentarios.