Cultura y Costumbres: Los españoles puntúan su vida con 7,5

Cómo son los españoles? Pregunta compleja a la que ha intentado contestar la Fundación BBVA a través de un estudio elaborado a partir de las respuestas de 2.000 individuos durante el mes de junio pasado. A tenor de los resultados del mismo, se podría decir que el español es un ser feliz, a tenor de la puntuación que pone a su vida, un 7,5; tolerante; flexible; que acepta los cambios que se producen en la sociedad, al menos en lo que se refiere a las nuevas formas de familia, y que defiende el Estado de bienestar y el sistema democrático pero que rechaza la figura de los políticos, a los que considera totalmente ajenos a la realidad de la calle. En cuanto a su faceta espiritual, la amplia mayoría se declara católica, aunque ni practica ni sigue los dogmas de la Iglesia, institución que no le inspira ninguna confianza. Eso sí, no pone reparos a las bodas en capilla y a los bautizos.

LOS UNIVERSITARIOS, MÁS FELICES. El 66% de los españoles (alrededor del 75% en el caso de los españoles de entre 15 y 34 años) no duda en calificar de buena o muy buena su situación familiar y el 86% considera que así continuará o incluso mejorará en el futuro. Tanto es así que no tienen reparos en puntuar su nivel de satisfacción: un 7,5, un notable, algo que no deja de llamar la atención al comprobar los distintos aspectos que se juzgaban: situación familiar (recibe un 8,1), amistades (8), salud (7,3), trabajo (6,7) e ingresos (6,3). Y estas puntuaciones coinciden en hombres y en mujeres, aunque no en cuanto a niveles de estudio: el 76% de los que tienen estudios superiores se revelan encantados de su vida, frente al 48% de los que no han pasado de primaria.

CATÓLICOS, PERO POCO. Menos claras están las respuestas relativas a cuestiones espirituales. Y si no, comprueben: mientras el 74% de los españoles se autodefine como católico, casi el 40% de ellos ni reza ni pisa una iglesia, salvo para acudir a una boda, un bautizo o un funeral. En cuanto a la Iglesia, ésta es la institución menos valorada por los españoles, con 4,4 puntos, junto con las empresas multinacionales. Puntuación similar a la que reciben los miembros de la Iglesia (sacerdotes, obispos....), ocupando el penúltimo lugar en el escalafón de profesiones valoradas, sólo superado por la que reciben los políticos (3,4). Otro dato es el suspenso que los propios españoles se ponen a la hora de valorar su religiosidad, un 4.6

REPAROS A QUE LOS HOMOSEXUALES ADOPTEN. Y pese a ese catolicismo manifiesto, los españoles no siguen los dogmas que marcan la Iglesia. Prueba de ello es el apoyo mayoritario a las parejas de hecho (80%), al divorcio (68,5%) y el matrimonio entre personas del mismo sexo (60%). Eso sí, sólo un 44% acepta de lleno la adopción por parte de parejas homosexuales.

RECHAZO A LOS POLÍTICOS. La política como tema informativo es la cuestión por la que menos interés tienen los españoles (lo que más, salud, cultura y ecología), así como por los que la hacen. La clase política no les inspira ninguna confianza (con una puntuación de 3,4 puntos, muy alejados de los médicos, científicos y ecologistas que superan el 6,3). ¿Por qué? Porque, a su juicio, no se ocupan de ninguno de los problemas que realmente les preocupa. Eso sí, son defensores a ultranza de la democracia y del Estado de bienestar. De hecho, apoyan mayoritariamente los servicios públicos y la Seguridad Social, aunque esto suponga pagar más impuestos (77%).

CONDUCTAS INACEPTABLES. De acuerdo con el apoyo al Estado de bienestar, el 80% de los españoles manifiesta su rechazo hacia los que falsean la declaración de la renta. Pero no es ésta la conducta más rechazada: el 92% manifiesta su rechazo a la conducción con unas copas de más.

Atención: Este tema tiene más de 6 meses de antigüedad.