The Spanish story | Comentario de caboperez

Comentario de caboperez en:

The Spanish story

caboperez
0
Bandera de Suiza caboperez 296 62 3725 Zürich, Zürich (Suiza)
Miembro desde 26 Apr 2010 - 12:29

Me hace gracia comprobar que en todos los lugares cuecen habas.
El otro día, esperando un avión en el aeropuerto de Basel, me senté a hablar con una pareja. El alemán del norte y ella mejicana (lo siento, para mí, Méjico es con "jota"). Pues él me decía que estaba dirigiendo una delegación de una multinacional (no le haré publicidad) de automóviles alemanes en la zona de Friburgo y que los alemanes de esa zona tenían un gran defecto: LA ENVIDIA.
Así que, queridos spaniards, veo que nuestros defectos se repiten en otras latitudes.
Por otro lado indicar que todo el mundo puede opinar. O es que yo, como español, no puedo opinar sobre UK? O sobre Botswana? O sobre China?
La libertad de opinión, para mí, es sagrada, así que, si alguien, un guiri, quiere opinar sobre España, pues adelante.
Otra cosa es que yo, como español informado (o desinformado) y con experiencia de primera mano, le de la razón o no.
Y, si tuviésemos la suerte de que nuestra prensa contase en el mundo, cosa que no sucede, inmediatamente, si esa guiri estuviese equivocada, nuestras plumas periodísticas podrían ponerla en su sitio.
Pero qué ocurre? Pues que quien crea opinión en el mundo, desgraciadamente es Wall Street y la City, por tanto, lo que se diga en el Times, en el Washington Post e, incluso en el Evening Standard, pues va a misa.
Y sí, tendemos a la autocrítica, pero es que, cojones, tenemos razones históricas para acordarnos de la familia de muchos políticos y dirigentes que no han estado a la altura.
Y son ellos los responsables de que estemos, después de muchos siglos, en esta situación.
Creo, salvo que esté equivocado, que a mí se me enseñó historia aprendiendo lo que hizo Carlos IV y Fernando VII. Pagaron por lo que hicieron? NO.
Pagarán lo que han hecho los de ahora? LO DUDO.
Por tanto, autocrítica sí la hay, quizás en exceso. Pero leches, es que tenemos razones para ello.